Desafíos en las compras públicas frente a la COVID-19

Con un registro mundial de 40 millones de contagiados y 1.1 millones de fallecimientos en 188 países, la COVID-19 se constituye como un gran desafío para las políticas públicas. La Universidad Rafael Landívar y UNOPS discutieron sobre el impacto de la pandemia en las adquisiciones del sector salud en Guatemala 

Para Guatemala, el impacto de la COVID-19 en el sistema público de salud ha sacado a la luz elementos que venía arrastrando el sector, desde hace años, como la deficiente inversión, la baja calidad de la atención, las brechas de cobertura, la debilidad en la gobernanza y la necesidad de mejorar los mecanismos de compras y transparencia en la gestión gubernamental. 

La Universidad Rafael Landívar (URL) a través de la Facultad de Ciencias Políticas y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), como la entidad de la ONU responsable de las adquisiciones, la infraestructura y la gestión de proyectos, realizaron la Charla Virtual “COVID- 19 y Compras Públicas en Salud”.

El evento virtual que se desarrolló el 21 de octubre de 2020 tuvo como fin generar un espacio de discusión entre la comunidad académica e invitados en torno a las compras públicas de emergencias en el sector salud. Así como compartir un análisis de la situación presentada en Guatemala a fin de atender las necesidades sanitarias de la población.

El director UNOPS en Guatemala, Andrea Calvaruro, durante su exposición manifestó que “en la medida que la pandemia se sigue propagando por el mundo, desde hace 10 meses, los países siguen necesitando lo mismo (equipo clínico y suministros médicos; test; mascarillas y kits de protección personal). Esto, sin mencionar el tratamiento o la vacuna, una vez que se desarrolle. De allí, la importancia de las adquisiciones públicas y la urgente inversión en servicios de salud de calidad”. 

No obstante, el director de UNOPS hizo énfasis en que el mercado actual de insumos, medicamentos y equipos clínicos para atender la pandemia presenta un panorama inestable y distorsiones relacionadas con sobreprecios, desabastecimiento, así como prácticas poco transparentes.

Por su parte, la Decana de la Facultad de Políticas y Sociales de la Universidad Rafael Landívar, Mgtr.  Lourdes Balconi manifestó que “la primera línea de impacto de la pandemia ha sido sobre los sistemas de salud. La emergencia por coronavirus dejó al descubierto las significativas limitaciones e incapacidades del Estado, cuyas consecuencias saltan a la vista. El desafío principal consistirá en un abordaje que reconozca y promueva las mejores prácticas  con transparencia en las adquisiciones públicas y la urgente inversión en servicios de salud de calidad, garantizando la contraloría horizontal y vertical”. 

Pandemia y Adquisiciones

Para próximas semanas, se espera la segunda ola de contagios y el posible repunte de casos por coronavirus en América Latina. El mercado continúa siendo inestable y, ahora, los esfuerzos se orientan hacia la posible vacuna, generando un nuevo panorama de “acaparamiento” de los países más ricos. Esto pone en desventaja a países como Guatemala.  

Por otra parte, a finales de agosto de 2020, el Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS) anunció mediante conferencia de prensa la ejecución del 43,5% del presupuesto fiscal destinado para atender la COVID-19. El IGSS, por su parte, considera inversiones superiores a los Q/900 millones con un porcentaje de ejecución superior al 77%, al mes de octubre 2020, a través de diferentes mecanismos y modalidades de contratación. 

No obstante, durante el periodo de calamidad nacional, se ha visto que varias de las licitaciones y concursos públicos para comprar los insumos, pruebas y equipos presentaron inconvenientes. 

“La evidencia nos indica que se deben incorporar innovaciones en el Sistema de Adquisiciones Estatales de Guatemala; así como flexibilizar los planes de compras y las modalidades de contratos de las entidades públicas que fomenten la competencia de las empresas y proveedores del sector salud, sin comprometer la calidad y asegurar el abastecimiento. Igualmente, incorporar criterios de inteligencia de mercados, análisis y razonabilidad de precios, fidelización de la cadena de abastecimiento y suministros; el fortalecimiento de capacidades frente a emergencias y, todo esto, enmarcado en el enfoque de la Gestión Pública Justa y Equitativa” expresó Calvaruso. 

UNOPS, junto con las universidades Rafael Landívar (URL) y la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), han fortalecido sus relaciones institucionales a fin de fomentar el debate académico y científico sobre los problemas contemporáneos de Guatemala y el escenario internacional, bajo el enfoque de la Gestión Pública Justa y Equitativa; así como el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Contactos de prensa
Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
UNOPS
Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos