Tenemos que aprender de las familias

Karu Inti, de 8 años, le da iniciar a la grabación y con utensilios de cocina arma una orquesta acompañado por su mamá y su papá en pleno encierro COVID-19

Es la celebración del día de la familia aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Para esta familia boliviana, viviendo en Guatemala, justamente en el aislamiento para evitar el coronavirus, es la oportunidad de hacer algo que contagie de un espíritu de solidaridad con las familias más excluídas.

Pastor Villca, el padre, explica que cada año el Movimiento ATD Cuarto Mundo organiza actividades de convivencia familar saliendo a dar un paseo. "Debido a la pandemia, quisimos animar la participación de las familias en la distancia". Tanto Pastor como su esposa Fabiola son voluntarios de esta organización internacional que tiene una alianza con las Naciones Unidas en Guatemala, alrededor del Objetivo de Desarrollo Sostenible 1 de erradicación de la pobreza.

"En lo particular nosotros creemos que la familia es una prioridad para construir una sociedad justa que no deja a nadie atrás." destaca Villca.

Según esta familia, el uso de utensilios del hogar como instrumentos musicales no es nada nuevo, pero es interesante hacerlo con la pertinencia cultural de cada país. Junto a Pastor y Karu está  Fabiola Mamani la madre que anima la canción. Una pieza guatemalteca llamada "Las chancletas de Nayo Capero", del autor Guillermo de León Ruiz, han hecho suya esta composición de marimba, hoy estrenada con vasos, paletas, cuchillos y rallador de verduras. Todo para dar el mensaje central: La humanidad tiene mucho que revalorizar y aprender de las familias, porque cada una tiene mucho que transmitir, en especial de las familias más excluidas, porque de las necesidades surgen ideas maravillosas.

El video se está haciendo viral. Está contagiando de alegría a muchas familias que se identifican con el mensaje de la familia Villca Mamani.

VER ESTA CREATIVA COMPOSICIÓN ARTÍSTICA

Karu Inti, es el director de la puesta en escena. Su nombre proviene de dos idiomas originarias de Bolivia, Karu en quechua significa lejos e Inti en aymara significa sol, es decir: el sol que brilla muy lejos. En la "Escuela Tipo Federación José Joaquín Palma" está aprendiendo marimba. La canción fue ensayada durante tres días.

 

Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
ONU
Naciones Unidas