Análisis de los efectos e impactos socieconómicos COVID-19 en Guatemala

La pandemia derivada de la COVID-19 es mucho más que una crisis de salud, pues afecta a las sociedades y economías, y su impacto está incrementando los niveles de pobreza y desigualdad. 

En este contexto de necesidad mundial, el Secretario General de las Naciones Unidas hizo un llamado a la acción global en el mes de marzo que se tradujo en su informe “Responsabilidad Compartida, Solidaridad Global para responder a los impactos socioeconómicos de la COVID19”, sobre la base de 3 pilares: 1) abordar la emergencia sanitaria; 2) centrarse en el impacto social y la respuesta económica; y, 3) apoyar a los países en la recuperación. Posteriormente, sobre la base de un esfuerzo inter-agencial del Sistema de Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDS, por sus siglas en inglés) a nivel de sedes, se preparó y presentó el “Marco de Naciones Unidas para la Respuesta Socioeconómica Inmediata”  el cual operativiza la visión del Secretario General y se constituye en la hoja de ruta para los Equipos de País de Naciones Unidas -a ser aplicado en 162 países- para estructurar la respuesta del Sistema de las Naciones Unidas (SNU) ante la pandemia.

A partir del llamado del Secretario General, la publicación del Marco de Naciones Unidas para la Respuesta Socioeconómica y, fundamentalmente, los devastadores efectos sobre Guatemala, el Equipo País del SNU acordó la preparación de un Plan de Respuesta sobre la base de los efectos e impactos socioeconómicos identificados de la pandemia en Guatemala.

La identificación de los efectos e impactos socioeconómicos que se plasman en este documento se desarrolló a partir de los 5 ejes interconectados entre sí que conforman el Marco para la Respuesta Socioeconómica del SNU: 1) salud primero: proteger los sistemas y servicios sanitarios durante la crisis; 2) proteger a las personas: protección social y servicios básicos; 3) respuesta económica y recuperación: proteger el empleo, a las pequeñas y medianas empresas, y a los/as trabajadores/as del sector informal; 4) respuesta macroeconómica y cooperación multilateral y; 5) Cohesión social y resiliencia comunitaria. Asimismo, en el análisis se incorporan temas transversales como el respecto a los derechos humanos, la sostenibilidad ambiental y la igualdad de género, bajo las premisas de no dejar a nadie atrás y reconstruir para mejor (“Build Back Better”), priorizando a los grupos más vulnerables.

El Equipo País del SNU en Guatemala trabajó bajo el liderazgo de la Oficina de la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas (OCR) y con la coordinación técnica del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). El trabajo realizado para el contenido del documento representó la colaboración de 19 agencias, fondos y programas tanto residentes como no residentes del SNU.

El documento de trabajo presenta una mirada a más de 100 días de implementadas las medidas de contención del virus en Guatemala, pero todavía sin tener un horizonte claro respecto al curso que tome la pandemia o la reapertura gradual de la economía y la llegada de la denominada “nueva normalidad.” En este contexto, la identificación de los efectos e impactos socioeconómicos, así como recomendaciones para abordarlos de parte del SNU, será una tarea periódica, por cuanto estamos ante un evento en desarrollo. Así, el contenido del documento de trabajo será actualizado periódicamente, a medida que los efectos se materializan y más información se hace disponible.

 

 

Publicado por
FAO
FIDA
OIT
OIM
OCHA
ACNUDH
CEPAL
ONU Mujeres
ONU-HABITAT
ONU
ONUSIDA
CNUCED
PNUD
PNUMA
UNESCO
UNFPA
ACNUR
UNICEF
UNOPS
PMA
OMS
Spanish